AYURVEDA -TANTRA – YOGA – DANZAS- MEDITACIONES

EL MAPA DEL MUNDO ESTÁ AL REVÉS

EL MAPA DEL MUNDO ESTÁ AL REVÉS

mapabyn
Decíamos anteriormente, que los humanos nacimos en África. De ahí, pasando por el Oriente Medio, fuimos subiendo a Europa del este y de ahí nos fuimos expandiendo por el mundo a lo largo de la historia. ¿Pero realmente “subimos” cuando pasamos de África a Europa? No, en realidad estábamos bajando.

Estábamos bajando hacia la negatividad. Nos estábamos empapando en esa negatividad que nos ha dado esta inteligencia que tenemos ahora y que no es nada comparada con la inteligencia que tendremos en el futuro. La inteligencia se consigue solo y exclusivamente extrayéndola de la negatividad. La humanidad hasta ahora ha estado sumergiéndose en la negatividad y desarrollando la mente superior para ser capaz de recibir luz e iniciar su camino de ascenso. Hasta ahora habíamos estado necesitando la negatividad para nuestro ascenso espiritual. Ahora, lentamente, vamos dejando de necesitarla. Por eso hasta ahora la negatividad para nosotros había estado arriba. El “descenso hacia la negatividad” lo veíamos como ascenso en la espiritualidad, en la positividad. Y TENÍAMOS TODA LA RAZÓN DEL MUNDO. El mapa del mundo tal y como lo solemos colocar actualmente, es la manera de ver el mundo desde la negatividad. Pero ha llegado el momento de darle la vuelta al mapa y observarlo tal y como es: desde la positividad.

Lo frío es lo femenino y está abajo, lo cálido es lo masculino y está arriba. Hasta ahora habíamos estado “ascendiendo” hacia abajo, porque necesitábamos de la negatividad. Ahora toca ascender y volver por donde habíamos llegado: por África. Los portales de la negatividad sirven tanto para entrar como para salir.

mapanuevo

Miremos este mapa colocado desde el punto de vista de la positividad y fijémonos en los picos del sur de América, África y Australia apuntando hacia arriba, hacia el cielo, hacia la positividad, hacia Dios. Hasta ahora habíamos tenido esos picos apuntando hacia abajo, pensando que  apuntaban hacia la negatividad, huíamos de ellos hacia “arriba” pensando que la positividad estaba allí, “arriba”. Pero no, en realidad estábamos huyendo hacia abajo, hacia la negatividad, hacia esa maravillosa negatividad que nos ha ayudado a desarrollarnos hasta el punto en el que nos encontramos en la actualidad. Pero ya va siendo hora de extraer toda la positividad del envoltorio de la negatividad y realmente subir hacia arriba, por donde habíamos entrado, hacia África, y salir definitivamente de la negatividad.

Si esta idea del mundo colocado al revés parece desconcertante, detengamonos un momento a reflexionar: para que algo esté arriba o abajo, tiene que haber un punto de referencia.
Imaginaos la Tierra desde el espacio. ¿Cuál es el punto de referencia para que podamos afirmar que África está abajo y Europa arriba? No lo hay. El mapa lo hemos colocado de la manera en la que lo hemos colocado guiados por nuestra intuición. Hasta ahora el mapa lo teníamos colocado desde el punto de vista de la negatividad, de la negatividad en la que estábamos
sumergidos. Pero ya va siendo hora de que coloquemos las cosas en posición correcta y lo más importante: que iniciemos el camino de ascenso hacia la salida definitiva de la negatividad.

A nivel global: vivimos nuestra infancia en África y llegado el momento, abandonamos el hogar para emanciparnos. Nos fuimos de casa para recorrer mundo y aprender cosas nuevas. En el camino hicimos todo lo que quisimos: guerreamos, disfrutamos, aprendimos y envejecimos.
Ahora como unos ancianos sabios, nos toca volver a casa. Cuando volvamos a casa, la primera fase será muy desagradable, ya que nos tocará devolver el karma que nos fue prestado para poder adquirir sabiduría. Pero una vez pasada esa fase, la vida en casa se convertirá en un paraíso. Un paraíso en el que seguirá existiendo la negatividad ligada al principio masculino, pero que ya no nos podrá hacer el daño que nos hacía antes y que con cada día que pase será más débil. Llegados a este punto, la negatividad será insignificante en comparación con la positividad, con el amor que conocerá la humanidad. De vuelta en casa y con el aspecto femenino positivado, nos tocará esperar que se activen los picos de América del sur, África y Australia y la humanidad quede definitivamente liberada de la negatividad. Después de esto empezará la era de la positividad en la Tierra.

Esto no sucederá mañana, ni siquiera dentro de unos años. Se necesitarán probablemente siglos, si no milenios para que esta vuelta a casa se realice y para que se activen los picos de los continentes. Pero incluso los caminos más largos empiezan con solo un paso que hay que dar en el Aquí y ahora.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s