AYURVEDA -TANTRA – YOGA – DANZAS- MEDITACIONES

” LA FUSIÓN DE TODAS LAS ALMAS EN LA MÓNADA HUMANA”

” LA FUSIÓN DE TODAS LAS ALMAS EN LA MÓNADA ¿CUÁNDO SUCEDERÁ?

unicidad
Hace poco, con el motivo del 21/12/2012, muchos seudoprofetas homoespirituales fueron predicando el fin del mundo de la negatividad y una “iluminación colectiva” gracias a la cual la humanidad quedará totalmente libre de la negatividad. Como ya dijimos, la humanidad quedará libre de la negatividad cuando nos “reunamos” todos en la Mónada y así la hagamos despertar para poder renacer en la contraparte positiva de este mundo de seis realidades. Ese momento para la humanidad todavía está lejísimos. La liberación de la negatividad, la fusión final en la Mónada, todavía está lejísimos. Lo que el 21/12/2012 había empezado es lo que estaba previsto que se iniciara (y de hecho se ha iniciado ya) en el siglo 21: la creación de una nueva sociedad. Hasta ahora habíamos tenido tres sociedades: la primera fue una sociedad autosexual, la segunda homosexual, la tercera que acaba de terminar fue heterosexual y ahora nos toca construir la cuarta: la bisexual.
¿Qué significan los números 1 y 2? El número 1 es el número del principio masculino, de la positividad. Uno es todo lo que existe y lo único que ha existido y existirá siempre. Uno puede existir independientemente, pero no puede manifestarse, realizarse ni mejorarse a sí mismo sin la ayuda de lo femenino. El número 2 es el número del principio femenino, de la negatividad. Lo femenino no puede existir sin lo masculino. Lo femenino no puede ser independiente, ya que sin lo masculino, lo femenino estaría muerto. Lo femenino siempre tiene que ir en pareja. De aquí que todos los números impares sean masculinos y todos los números pares femeninos. El 1 es todo lo que es, es lo real. El 2 es lo irreal, la negación de todo lo que es, el 2 es lo que no es. Desde el punto de vista de la negatividad, la negatividad o la horizontalidad es lo único que existe, como lo demuestra el símbolo que usamos desde la negatividad para describir esta condición: menos (-). Desde el punto de vista de la negatividad, la positividad o la verticalidad no excluye la negatividad, existen las dos simultáneamente: más (+). Desde el punto de vista de la positividad es todo lo contrario: la positividad es lo único que existe (1) y la negatividad no es más que la negación de la positividad, la negación que hace posible que la positividad se haga consciente de sí misma. Por lo tanto, la negatividad no puede existir por sí sola, la negatividad tiene que ir siempre unida a la positividad. La negatividad siempre viene en pareja: 2.
En el siglo 21 (2=femenino, negativo + 1=masculino, positivo) toca iniciar la transición de la negatividad sexual a la positividad asexual (espiritual). En esta era que está comenzando ahora en el siglo XXI la humanidad se empezará a dar cuenta que las personas no son solamente cuerpos físicos y que ahí hay algo más. En esta era que será la última era sexual, todo el mundo encontrará su Familia Espiritual. La era bisexual terminará cuando ya no quede ni un huérfano en la Tierra, cuando todo el mundo tenga su guía espiritual. En esta era de transición de lo físico-etérico (sexual) a lo astral-mental (espiritual) viviremos en una sociedad bisexual donde la sexualidad predominante será precisamente esa: la bisexual. Los “raros” en esta sociedad serán los que no sean capaces de sentirse sexualmente igualmente atraídos por ambos sexos. Pero no solamente por eso esta fase se llama “bi” (dos). En esta sociedad se juntarán por primera vez lo sexual y lo espiritual y tocará ir debilitando lo sexual y fortaleciendo lo espiritual. En esta nueva sociedad la humanidad intelectualizará el sexo.

cuerpos-spanish
Después de esta era de la bisexualidad, el último ciclo de la era de la sexualidad, pasaremos a la era de la asexualidad dentro de la cual construiremos y viviremos en cuatro diferentes sociedades: la autoespiritual, la homoespiritual, la heteroespiritual y la biespiritual. Después de estas cuatro sociedades (la era de la asexualidad) llegará la era de la aespiritualidad cuando la humanidad construirá una Súper Sociedad. En esa Súper Sociedad ya no existirán personas individuales, existirán solamente Familias Espirituales. En esa sociedad se trabajará para que todas y cada una de las Familias en su totalidad se den cuenta de que esa separación entre ellas es ilusoria. La Súper Sociedad será esa sociedad positiva creada por esos seres humanos con cuerpos físicos de diferente estructura molecular, con cuerpos positivos. Esa gente (nosotros en un futuro lejano) se alimentará de esos alimentos creados artificialmente de gran valor vibracional, alimentos positivos, y beberán “agua bendita”. En esa sociedad existirá solamente una raza. La humanidad en esa era estará viviendo en el plano búdico desarrollando el cuerpo búdico. En la Súper Sociedad los cuerpos físicos no se crearán con el sexo, ya que el sexo pertenece a la negatividad y para entonces habrá desaparecido del todo hasta el punto de que los humanos ya casi ni se acordarán de lo que era el sexo. Los niños, o mejor dicho, los cuerpos físicos para almas que necesitan bajar a la Tierra, se crearán en los laboratorios. Hoy en día prácticamente ya podemos crear niños en los laboratorios. Esa idea ya no nos resulta nada extraña. Lo único a ese respecto que todavía nos puede parecer como algo lejano es la liberación de la mujer de su papel de “incubadora para nuevas vidas”. La ciencia descubrirá una incubadora para vidas humanas que podrá reemplazar a la mujer cuando la humanidad esté cerca de liberarse definitivamente del “cuadrado negativo”. Mientras haya ese tipo de negatividad en la Tierra, las mujeres tendrán que incubar cuerpos físicos, ya que la mujer representa “el cuadrado negativo”. La gestación en la oscuridad del vientre materno se corresponde con la gestación de un alma en la oscuridad del “cuadrado negativo”. El nacimiento de un niño en el mundo físico se corresponde con el nacimiento de un alma en el plano búdico, lo primero en horizontal y lo segundo en vertical. La mujer estará libre de su papel de “incubadora” cuando la humanidad ya no necesite incubarse en el “cuadrado negativo”, cuando la consciencia humana en su totalidad esté en el nivel búdico. Como en la Súper Sociedad la gente será asexual hasta el punto de que ya habrán olvidado lo que era el sexo, los genitales no tendrán ninguna utilidad, así que se provocará intencionada y conscientemente una mutación para que los genitales desaparezcan de los cuerpos físicos humanos positivos. La única “negatividad” que existirá en esta Súper Sociedad será la falsa sensación de separación entre las Familias Espirituales provocada por la suma de todos los cuerpos causales de todos los miembros de las Familias Espirituales. El cese de esa separación será el fin de este mundo negativo de seis planos de existencia paralelos ya que despertaremos la Mónada humana y de ella renaceremos todos en la contraparte positiva de este mundo de sufrimiento.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s